Barcelona prohíbe ir desnudo o en bañador por la calle

 


La teniente de Alcalde, Assumpta Escarp, ha asegurado que la norma obedece a una necesidad de "anticiparnos a un hecho que puede ser conflictivo" y ha explicado que en ningún momento busca "decir cómo hay que vestirse". Por su parte, el ecosocialista Ricard Gomà, en el Gobierno, ha calificado la decisión de "demagogia punitiva" y ha puesto en duda su eficacia. "Se castigará con la misma dureza ir a 80 kilómetros por hora por la calle de Sants que andar en bañador por la ciudad", ha dicho el regidor.

El PP, por su parte, ha atacado el texto aprobado por considerarlo poco efectivo, no sin antes ponerse la medalla de ser el partido que inicialmente propuso el debate. Alberto Fernández ha utilizado un símil deportivo para describir la aplicación de la norma. Según él, es necesario sacar la tarjeta roja (multar) y no la amarilla (advertir antes de la multa). Finalmente, Jordi Portabella (ERC) ha criticado la norma: "Esto regula la moda. Si hoy fuera hace 20 años, estaríamos prohibiendo la minifalda", ha dicho

Fuente: elpais.com